Regístrate y obtén un 10% de descuento para tu primera compra. Código: bienvenida10

Cuidados Naturales para Renovar y Nutrir la Piel

Los baños de sol son los favoritos de las vacaciones, más aún en estos tiempos sin precedentes que estamos viviendo, con precaución nos aportan un gran disfrute y favorecen la producción de vitamina D a través de la piel. Si en verano la exposición solar intensa provoca lesiones cutáneas, en invierno la falta de humedad y el aire frío también la deshidratan y apagan. Tratándose del órgano más expuesto y extenso del cuerpo precisa unos cuidados adecuados que favorezcan su regeneración y reparación, además de reforzar su función barrera frente a los contaminantes externos.

Por las circunstancias actuales debemos ser cuidadosos con la higiene de nuesta piel, ya que el uso reiterado de desinfectantes dañan el manto graso que nos protegen de manera natural frente a las infecciones, de ahí el uso de alternativas menos agresivas como los jabones naturales.

Conseguir una piel saludable requiere un aporte de nutrientes ricos en agua y vitaminas como los que abundan en frutas y verduras. Destaca la vitamina A o su precursor el betacaroteno que favorecen la renovación celular, la vitamina C imprescindible en la formación de colágeno por ser el componente más abundante de la piel y la vitamina E con gran poder antioxidante.

Otros nutrientes importantes son los ácidos grasos insaturados presentes en semillas y frutos secos ayudando a combatir la sequedad y las arrugas. Tampoco debe faltar silicio un mineral clave en la prevención del envejecimiento y la flaccidez de la piel, interviene como cofactor en la síntesis del colágeno y lo encontraremos en la cola de caballo y los cereales integrales.

Los cuidados corporales son igualmente necesarios para nutrir la piel externamente siendo los más recomendables los cosméticos naturales, evitando todo lo posible los productos basados en sustancias sintéticas.

Desde mi punto de vista las mejores opciones para conseguir una hidratación profunda y duradera sería la utilización de aceites corporales y faciales naturales. Su aporte en ácidos grasos esenciales similares a los lípidos naturales de la piel penetran en profundidad y previenen la pérdida de humedad, proporcionando una piel nutrida al instante.

Para mejorar la aplicación de estos aceites corporales podemos dedicar un día a la semana a un cuidado más profundo de nuestra piel utilizando un exfoliante adecuado, de esta forma activaremos la circulación y eliminaremos las células muertas consiguiendo una piel más receptiva a las propiedades hidratantes y regenerantes de los aceites vegetales.

Por último, si queremos elegir el aceite vegetal en función de nuestro tipo de piel, basta con conocer las propiedades que poseen. A continuación os detallo alguno de los más completos para conseguir los mejores resultados en hidratación y regeneración entro otros beneficios.

Aceite de Rosa mosqueta, con sus propiedades reafirmantes, hidratantes, antioxidantes y reparadoras es uno de los más utilizados, sobre todo para mitigar las aparicición de manchas por exposición solar o envejecimiento.Su poder regenerante lo convierte en un gran reparador de lesiones o daños en la piel favoreciéndo la cicatrización y su utilización para prevenir la aparición de estrías.

Aceite de Jojoba, aporta elasticidad, hidratación, firmeza y propiedades regeneradoras a la piel. Recomendado en pieles grasas que actúa como seboregulador sin dejar la sensación grasosa. Su alto contenido en vitamina E protegen frente al estrés oxidativo evitando el envejecimiento prematuro.

Aceite de caléndula su aplicación en todo tipo de pieles incluidas las más sensibles permite hidratar y calmar irritaciones cutáneas aliviando el picor, la descamación y la inflamación. Si queremos potenciar sus propiedades antisépticas y microbianas podemos utilizar la fórmula ozonizada con gran poder desinfectante frente a virus, bacterias, hongos, parásitos y otros contaminantes.

Aceite de Argánsus extraordinarias propiedades hidratantes y regeneradoras lo convierten en uno de los favoritos para el cuidado facial, además posee un gran poder antioxidante para ayuda a prevenir el envejecimiento y favorece la restauración del manto hidrolipídico de la piel.

Cada vez son más las fórmulas basadas en los beneficios de las aceites vegetales ( reafirmantes, moldeadoras, reparadoras, ect…) por lo que si prefieres una textura cremosa en lugar del oleosa las opciones en forma de loción o crema facial son igualmente nutritivas y su fácil absorción deja una piel luminosa al instante, sin olvidar que serán las elaboradas con ingredientes natuales y ecológicos las más saludables para nuestra piel.

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *