La cosmética natural gana cada día más adeptos. Ya no es necesario gastarte tanto dinero en productos para cuidar la piel y mantenerla en óptimas condiciones. Los productos de cosmética natural y ecológica ofrecen ingredientes de calidad consiguiendo excelentes resultados para tu rostro, cabello y cuerpo. Si eres de las que están cansadas de gastar y gastar en cosméticos convencionales o no encuentras uno que se ajuste a tus expectativas, hoy te traemos algunos consejos de belleza con cosmética natural que te ayudarán a elegir el producto que mejor se adapte a tu piel.

1. Usar un limpiador adecuado en función de tus necesidades
No todos los limpiadores que existen actualmente en el mercado son adecuados. Hoy en día, hay muchas opciones que se adaptan a cada tipo de piel (jabón, gel, mousse…). Una buena limpieza es fundamental, para eliminar cualquier resto de maquillaje e impurezas y preparar la piel para recibir el tratamiento posterior. Tanto si te maquillas como si no, es necesario limpiar la piel mañana y noche. Eso sí, siempre con moderación, ya que un exceso de limpieza puede desactivar las defensas de la barrera lipídica natural de nuestra piel, provocando que se reseque y que luzca más envejecida.

2. Utiliza cremas hidratantes de forma habitual
No importa si tu piel es seca, grasa o mixta. Utiliza siempre una crema de tratamiento natural para mantener la piel con un nivel óptimo de hidratación y que la proteja de las agresiones externas. Exfoliando la piel, conseguirás eliminar las células muertas que se van acumulando y que hacen que la piel este apagada y no respire, hay que hacerlo siempre con movimientos circulares suaves, evitando la zona del contorno de los ojos. Una mascarilla de cosmética natural proporcionará a tu piel la hidratación extra que necesita y evitará su envejecimiento prematuro. Es importante tener en cuenta el tipo de piel y la edad para poder elegir la crema de tratamiento que mejor se adapte a tu piel.

3. Tratamientos para el cabello
El pelo sufre con cada cambio de estación (frío, calor, contaminación) pero también influyen otros factores como la alimentación, las hormonas, el estrés que hacen que tu melena esté apagada, frágil y desvitalizada. Utilizar productos  naturales para el cabello, que estén libres de siliconas, no contengan derivados del petróleo, sin parabenos y sulfatos…conseguirás una melena fuerte y saludable. Existen muchos remedios naturales como el aceite de Coco, el aceite de Argán, la manteca de Karité o la de murumuru, conseguirás un0s resultados realmente espectaculares.

No obstante, es importante diferenciar entre cabello seco y graso y, en función de ello, elegir el producto más adecuado para evitar que cause el efecto contrario y agravar el problema. Sabiendo cuál es tu problema, podrás elegir el producto más adecuado y evitar los efectos no deseados, pero además, ahorrarás mucho dinero.

Por supuesto, antes de comprar un determinado producto, debes asegurarte de que es realmente natural. Para ello comprueba los sellos o certificaciones y que no incluyan ningún ingrediente perjudicial.

Y no olvides que los extractos vegetales suelen venir escritos en latín y que cuanto antes aparezcan en la etiqueta quiere decir que están presentes en mayor cantidad. En el caso de que aparezcan casi al final, es que se trata de un mero reclamo o lo que se conoce como greenwhasing.